Deco Rústica: tendencia en este invierno

Este tipo de decoración es ideal para cuando querés combinar lo campestre y lo natural con modernidad.

Deco Rústica: tendencia en este invierno


Vamos a poner el foco en un estilo que hoy es súper trendy: la deco rústica.


Una de sus principales características es el predominio de colores pastel como el blanco, los tonos tierra y los grises claros.


Como no podía ser de otra manera, los muebles o las estructuras de madera son siempre protagonistas.


A su vez, para la decoración se suelen elegir objetos naturales y pequeños, principalmente piezas artesanales. La clave para que este estilo se luzca como corresponde es aplicar estas características en ambientes muy luminosos. 


¡A nosotras nos encantan estos tips! Es por esto que, la última incorporación que hicimos en Ria Deco fueron mantas y fundas de almohadones texturados, en tonos neutros y claros, que acompañan impecablemente este estilo durante todo el invierno.


¡Te invitamos a conocerlos!*



Contactate con Ria DECO:

IG: @ria.deco

11 2399-9083

info@riadeco.com

artículos relacionados

Materiales que le dan vida y durabilidad a tu cocina

Deco & Jardín

Materiales que le dan vida y durabilidad a tu cocina

Elegir los materiales para tu hogar no es tarea fácil, hay que asegurarse de que la elección sea la correcta, pensando siempre a futuro. Hoy te traemos una propuesta súper moderna y de gran calidad: Dekton/Neolith. Tomá nota.

Un buen anfitrión

Deco & Jardín

Un buen anfitrión

A la hora de recibir en casa es importante tener en cuenta ciertas normas de protocolo. Te damos toda la data.

Plantas y flores: piezas claves para decorar un ambiente

Deco & Jardín

Plantas y flores: piezas claves para decorar un ambiente

Además de que nos encantan y de que le aportan una determinada estética a los espacios, las plantas tienen beneficios que no todos conocen. Te los contamos.

Integración de plantas nativas

Deco & Jardín

Integración de plantas nativas

Hace siete años, aterricé en el Valle de Utracán, en un océano de flechillas, poas, pajas, olivillos y caldenes, con el proyecto de explotar ganaderamente un campo pampeano en la localidad de Quehué. Allí nació el sueño de un jardín de grandes canteros, en principio con arbustos y plantas, que me eran familiares en el jardín de Buenos Aires.