Seguinos:

Producir con un fin social.

Es una empresa que produce accesorios de fútbol y no sólo se dedica a ganar dinero, el emprendimiento procura una sociedad más justa. Ya donaron más de 10.000 pelotas a chicos de bajos recursos. 

La imagen que habitualmente se tiene de las empresas es la de una organización cuyo único fin es el económico. Lo que no rinde, se desecha. Sin embargo, FC Bola, productora de pelotas, remeras y gorras de fútbol, es mucho más que eso: una empresa con mirada social. Su objetivo no sólo es la sustentabilidad propia sino también ayudar a construir una sociedad más justa. Se las conoce como empresas B, ya que utilizan el poder del mercado para dar soluciones a otros.

FC Bola, dirigida por Matias Gonzalez De Biase, centró su mirada en la producción de pelotas y por cada una que se fabrica, otra se dona. De esta manera, se le dá la posibilidad a los chicos de bajos recursos de acceder al deporte, que en muchos casos, logra sacarlos de la calle y de las drogas. 

En los primeros dos años y medio, llegaron a donar 10.000 pelotas, una meta que parecía un sueño cuando empezaron a dar forma a este emprendimiento. "Lo que vendemos no es un producto, sino un concepto: involucrate. Buscamos ser un emprendimiento que sirva como agente de cambio para alcanzar una sociedad más comprometida. Si queremos pensar en un mejor futuro, hay que dar una mano a quienes más difícil la tienen", explica Matias. Es una iniciativa que sin duda merece ser imitada.

¿CÓMO EMPEZÓ ESTA IDEA? FC Bola nació luego de un viaje a Brasil, donde con la ONG Revolución Pelota se donaron pelotas a la favela complexo de Alemao de Rio de Janeiro y de ahí se decidió buscar cómo poder generar muchas más pelotas para donar. La Organización Social no era sustentable y carecía de recursos para crecer, por lo que se decidió arrancar un nuevo proyecto con impacto social, una Empresa Social, una Empresa B, una marca que venda productos con el compromiso de que por cada venta se dona una pelota. De esa manera, con los ingresos por ventas se podría contar con los recursos para poder generar un impacto mucho más grande y más rápido.

¿CUÁLES FUERON LOS PASOS PARA HACER ESTO REALIDAD? Arrancamos con una campaña de financiamiento colectivo que nos probó que la idea funcionaba. En 2 meses, ya teníamos más pelotas para donar de las que la ONG había conseguido en tres años. Vendiendo online y a empresas, en los primeros dos años y medio se llegaron a donar +10.000 pelotas.

¿PORQUÉ DONAR PELOTAS? Jugar es un derecho de todos los niños. Sabemos que el deporte educa y que una pelota es una poderosa herramienta para el desarrollo social de cada chico. Al jugar, los chicos pasan menos tiempo en la calle y más tiempo en el potrero, donde aprenden a trabajar en equipo, a compartir, a esforzarse, a ganar y perder, a soñar: valores que sirven para toda la vida.  A muchísimos chicos les encanta jugar al fútbol, y por suerte es un deporte que lo pueden jugar de a 22, de a 10, 2 contra 2, uno solo haciendo jueguitos o contra una pared. Pueden jugar en pasto, tierra, barro, cemento, arena, donde sea. Pero para jugar, siempre van a necesitar una pelota. Por eso trabajamos para que siempre puedan tener una.

¿PORQUÉ SON UNA EMPRESA SOCIAL Y NO UNA ONG? Porque la Empresa Social permite la escala. Al ser un negocio rentable, redituable, eso lo vuelve independiente y autosustentable. Vendemos 1 pelota donamos 1, vendemos 10 donamos 10, vendemos 1 millón de pelotas y eso es 1 millón de pelotas para donar. Es el poder del mercado quien resuelva la problemática. En el mundo se venden millones de pelotas que no generan ningún impacto, si fuesen pelotas que generasen otra que se dona no habría lugar en el mundo donde un chico tenga que armar una pelota con medias o bolsas. Las ONG tienen la limitante de depender de donantes. Eso condiciona su crecimiento. Muchas se organizan y son excelente para la recaudación de fondos, pero tanto la filantropía como los subsidios del Estado son limitados, el mercado crece constantemente. Por otro lado, creemos que es fundamental dar a entender que las empresas deben cumplir otro rol, más allá del lucro, las empresas tienen que ser parte del cambio que genere mayor justicia social. El mayor poder lo tiene el sector privado, desde ahí es importante marcar una diferencia, de cómo se pueden hacer negocios de otra manera.

¿CÓMO HACEN PARA SER IGUAL DE COMPETITIVOS QUE EL RESTO? El mercado de los accesorios (y pensamos meternos en moda más adelante) tiene unos márgenes que permite donar otro producto y seguir siendo competitivos. Por supuesto nunca contaremos con el presupuesto de marketing con el que cuenta otra empresa que compita con nosotros ya que utilizamos ese dinero para donar pelotas. No vamos a poder contratar a las máximas estrellas del deporte para que usen y vendan nuestros productos, pero por suerte a la gente le gusta lo que hacemos y son ellos, y su boca en boca, que nos ayuda a crecer y comunicar de manera masiva nuestra misión.

¿CÓMO HACEN PARA ENTREGAR LAS PELOTAS A LOS CHICOS? Para asegurarnos de que las pelotas lleguen siempre a manos (o mejor dicho a los pies) de los chicos indicados, nos vinculamos con fundaciones, escuelas, clubes y comedores reconocidos por su solidaria y honesta tarea en diferentes barrios. En FC Bola nos gusta llamarlos “Distribuidores del juego”. Contamos con una red de +40 ONGs con quienes ya repartimos +10.000 pelotas en 10 provincias y 8 países. Entre ellas: Fundación Nordelta, Red Solidaria, Fundación Hospital Garrahan, Sur Solidario, Fundación PUPI, Fundación Ruta 40, Fundación Si. La pelota es la excusa, lo que importa de verdad es que los chicos cuenten con un espacio de contención, de apoyo, donde reciban afecto y educación. Por eso es que le damos las pelotas a los clubes de barrio, comedores, fundaciones, sociedades de fomento, escuelas, a los profes que están ahí, todas las semanas, esos son los verdaderos héroes de la acción social. Los profes se las entregan los chicos para que de esa manera se fortalezca el vinculo y así esos chicos sigan yendo a esas instituciones.

¿QUÉ SIGNIFICA FC BOLA PARA VOS? FC  Bola es un proyecto por el cual creo que se puede generar algo muy bueno, un cambio. Es la posibilidad de dar una mano a quienes no nacieron con las mismas facilidades que uno. Un chico que nació en la villa 31 no cuenta con los mismos recursos, herramientas y posibilidades que la mayoría de la población. Es fundamental que todos esos chicos puedan contar con recursos, herramientas y el apoyo para poder superar todas las barreras que les toca superar, las cuales de entrada ya son muchas más, para poder tener una mejor vida. Desde Bola aportamos pelotas porque sabemos lo mucho que puede ayudar a un chico en su desarrollo generar deporte.

Por otro lado, sabemos que hay mucha más gente que quisiera ayudar de la que realmente ayuda, analizamos por qué se daba eso y es principalmente porque no tienen ideas, o tiempo, o plata, o confianza en una ONG. Buscamos que la forma de ayudar sea algo mucho más sencillo. No queremos que la gente salga desesperada a comprar una pelota, remera o gorrita Bola, pero que si va a comprar algo de eso, que sepa que si elije Bola, le va a llevar el mismo tiempo y el mismo dinero llevarse ese producto de buena calidad y buen precio a su casa y además genera algo mucho más trascendental. El complemento donativo de Bola hace que nuestras pelotas, remeras o gorras sean mucho más que un producto, lo convierte en parte de un movimiento, de una historia y de un sueño: que todos los chicos siempre puedan tener una pelota para jugar.

¿QUÉ ES LO QUE MÁS DISFRUTÁS DE LO QUE HACES? Lo que más me gusta es el momento de la entrega de las pelotas. Ver la cara de felicidad de los chicos. Ese momento donde todo su entorno no importa y están plenos, jugando, siendo felices por un rato.