Seguinos:

Cómo evitar el efecto rebote.

El efecto rebote es el aumento de peso que aparece luego de hacer dieta. Cuando esto sucede, es habitual que se recupere todo el peso perdido o incluso que se aumente aún más.

Una persona con un peso de 60 kg empieza una dieta y en un mes pierde 10 kilos. Al terminarla, al mes siguiente recupera esos 10 kilos perdidos y al cabo de unos meses más llega a los 75 kilos. Saben por qué pasa?

>Al recortar tanto la ingesta energética nuestro organismo no utiliza únicamente el tejido adiposo como fuente de energía, sino que también utiliza el tejido muscular. como resultado, empeora nuestra composición corporal y nuestro metabolismo se vuelve lento.

>Al hacer dietas tan estrictas nuestro organismo entran un modo ahorro de energía Y tratar de asimilar todo lo que consumimos al 100%. Por esto, mientras menos comemos más difícil bajar de peso.

>Con tanto déficit de energía y nutrientes empezamos a experimentar malestar, dolor de cabeza, cansancio. Por eso, mantener estas dietas termina siendo una tortura.

>Cada vez que nos prohibimos consumir un alimento que nos gusta, estamos aumentando nuestra ansiedad. Por eso, el día que nos pongan ese alimento en frente, no vamos a parar hasta no verle el fin, sea un chocolate o la caja entera.

>Las dietas nos hacen llegar a un peso, para algunos soñado, pero imposible de mantener. Esto pasa porque para alcanzar y mantener ese peso extremo es necesario vivir a dieta, pero nadie esta dispuesto a hacerlo durante toda la vida.

>Muchas personas deciden empezar una dieta para perder “2 o 3 kilitos” pero terminan llegando a un peso extremo. Por eso, al dejar la dieta y habiendo acumulado malestar, hambre y ansiedad, buscan contención en la comida. Por eso recuperan esos “kilitos” y a veces terminando con sobrepeso u obesidad.

>Tengan en cuenta que mientras más dietas hagan más difícil les va a resultar bajar de peso en el futuro. El metabolismo se va estropeando y el cuerpo tiene memoria. ¿Les parece que vale la pena?