Un buen anfitrión

A la hora de recibir en casa es importante tener en cuenta ciertas normas de protocolo. Te damos toda la data.

Un buen anfitrión

Si nos toca ser anfitrión en nuestra casa, con invitados tal vez de otras culturas o países, debemos tener claras algunas cuestiones de protocolo al sentarnos a la mesa. Estas claves además nos ayudará a conectar mejor utilizando este idioma universal. Acá te resumiremos algunas:


1.Espacio:


Elegir una mesa que permita reservar espacio suficiente entre cada comensal, unos setenta centímetros, para que los invitados estén cómodos y se puedan mover con soltura. 


2.Organización de la mesa:


  • Establecer un “plan de table”. 

Una vez confirmada la lista de invitados, hay que pensar cómo sentarlos. Nada puede quedar librado al azar, porque el objetivo es generar diálogo de interés entre los comensales. 


  • Cabeceras

Existen dos sistemas que ubican las cabeceras en una mesa. El sistema francés y el inglés. El más utilizado es el sistema inglés que ubica en la cabecera los dos polos más importantes de atracción, mientras que el francés lo hace al medio. En general en las comidas oficiales el anfitrión ocupa la cabecera de la mesa. La cabecera principal de la mesa será la que se ubique de frente a la puerta de entrada al salón o en dirección a ésta, ya que de esta manera el anfitrión o a quien se ceda su lugar tendrá una visión generalizada de la situación. 


  • Orden de precedencia

Habrá que seguir un ordenamiento de precedencias para elegir las ubicaciones en torno a la mesa ya que nos asegurara que esto generará un clima ameno para disfrutar del encuentro. Los invitados de mayor prestigio tendrán reservados los lugares de honor a la derecha de los anfitriones o personas de mayor jerarquía. 


  • Parejas y niños

Las parejas se ubicarán en diagonal, no enfrentados ni juntos. Con esto se busca fomentar la comunicación fluida en la mesa y que no se reduzca solo a la pareja.Si hay niños se dispone en la mesa un lugar especial para ellos, en cercanía de los padres. Esto es un criterio de practicidad más que protocolario.


3.Cubiertos: 


En nuestra cultura, a diferencia de la francesa, utilizamos los cubiertos presentados boca arriba pero tomamos del estilo francés la ubicación al colocarlos separados, el tenedor a la izquierda del plato y el cuchillo a la derecha, y los cubiertos para el postre frente al plato. La regla más básica de etiqueta, al poner los cubiertos en la mesa, es ponerlos en el orden inverso a la cercanía al plato, según la secuencia de uso. Es decir, los primeros en ser utilizados se deben colocar en la parte exterior y el resto irá por orden de utilización. 


  • Copas:

Se pondrán en línea frente al plato. De izquierda a derecha: agua, vino tinto, vino blanco. Si se sirve champagne en copa flauta, se colocará detrás.


  • Servicio del mesero:

El mesero o la camarera se moverán siempre hacia la izquierda del comensal, acercándose amablemente para asistirlo con su comida. 


Dando orden a las ubicaciones, distribuyendo a los comensales con criterios claros, estado atento a las preferencias de cada invitado, no solamente nos aseguraremos que las situaciones y conversaciones que se desarrollen en la mesa sean de interés, donde todo fluya en un clima de armonía, sino que daremos además una buena imagen de anfitriones dedicados.


El lenguaje de los cubiertos


El lenguaje de cubertería no es difícil de entender y puede practicarse fácilmente para cualquier tipo de comida.

 


  • Si tu tenedor está a la izquierda y el cuchillo a la derecha, es la posición de partida, le indicará al camarero que estás preparado para empezar. De otra forma, si sos el anfitrión, podés indicar al maître que debe comenzar el servicio, poniendo el tenedor boca abajo. Con esta señal se da comienzo al servicio.


  • El signo de pausa se hace descansando el tenedor y el cuchillo, formando un ángulo entre ellos o una forma de ‘V’ invertida. En grandes comidas, esa señal es muy importante para ir pausando los platos y equilibrar los tiempos.


  • Si no te gusta el menú, la forma correcta para indicarlo al camarero es colocar la cuchilla del cuchillo a través de los dientes del tenedor, en V invertida.


  • Si colocás el cuchillo y el tenedor horizontalmente sobre el plato, con la hoja hacia la derecha, significa que te gustó y que terminaste de comer.


  • En una comida de varios platos, si terminaste con uno y te gustaría ir por el siguiente, podés colocar el tenedor y el cuchillo, haciendo una cruz, donde el tenedor se mantenga en vertical y el cuchillo en horizontal.


  • Una vez que empezaste a comer, los cubiertos nunca vuelven al mantel. Si tenés una sopa u otra comida que requiera de una cuchara, cuando terminás, tenés que dejarla dentro del plato, y siempre colocando la parte convexa hacia abajo.


  • Si el tenedor se apoya en paralelo junto con el cuchillo, significa que terminaste la comida y no tenés la intención de comer más.


BONUS : El arte de ser recibido


Así como hay que saber cómo recibir, es importante conocer las reglas de protocolo como invitado. Estas se podrían resumir así:


  • No llegar con las manos vacías.
  • No sentarse a la mesa, antes de que lo haga la dueña de casa.
  • No ser el primero en empezar a comer.
  • No pinchar el queso con un tenedor.
  • No dejar mucha comida en el plato.
  • Nunca decir: “Buen provecho”.
  • Agradecer la invitación y la comida. Se puede dejar pasar un día o dos, pero no más.*


TEXTO: COUNTRY MAGAZINE

artículos relacionados

Plantas y flores: piezas claves para decorar un ambiente
Deco & Jardín

Plantas y flores: piezas claves para decorar un ambiente

Además de que nos encantan y de que le aportan una determinada estética a los espacios, las plantas tienen beneficios que no todos conocen. Te los contamos.

Integración de plantas nativas
Deco & Jardín

Integración de plantas nativas

Hace siete años, aterricé en el Valle de Utracán, en un océano de flechillas, poas, pajas, olivillos y caldenes, con el proyecto de explotar ganaderamente un campo pampeano en la localidad de Quehué. Allí nació el sueño de un jardín de grandes canteros, en principio con arbustos y plantas, que me eran familiares en el jardín de Buenos Aires. 

Manteles impermeables: deco funcional a tu vida cotidiana
Deco & Jardín

Manteles impermeables: deco funcional a tu vida cotidiana

En esta nueva edición queremos acercarte nuestros manteles vinílicos, caracterizados por nuestros clientes como “bellos” y “súper prácticos”. Es por esto que siempre comentamos que nos parece el producto perfecto que combina la estética y practicidad al momento de vestir una mesa.

El hall de entrada
Deco & Jardín

El hall de entrada

​Ideas para ambientar la recepción, ese espacio que nos representa y presenta ante nuestros invitados, aunque solo pasamos por la entrada unos segundos, esta zona de paso se convierte en la carta de presentación del interiorismo de tu casa.