Vinagre blanco y bicarbonato de socio. ¿La remake de dos aliados de la limpieza?

Ecológicos, baratos, multiuso. Estos dos aliados de la limpieza de uso ancestral, vuelven a ser furor para un público que, impulsado por las redes sociales, está deseoso de redescubrir sus maravillosos poderes.

Vinagre blanco y bicarbonato de socio. ¿La remake de dos aliados de la limpieza?
Lo llamativo es que los métodos del tipo "vinagre y bicarbonato de sodio" se inventaron en una época en que ni las máquinas ni los detergentes eran tan avanzados como ahora, pero estos dos productos de origen natural vuelven a ganar terreno frente a la opción de utilizar productos químicos que son mucho menos ecológicos.

Ideales para desinfectar las superficies o eliminar la suciedad del hogar, en otras generaciones eran archiconocidos pero hacía tiempo que no se escuchaba tanto de ellos. Ya nos decían nuestras abuelas “todo vuelve nena...” mientras guardaban ese saco o esa camisa setentosa y a los años sacaban a relucirla con alegría por haberla conservado. Parece que en estos tiempos también volvimos por aquellos tip caseros. Todo vuelve.

Sus usos son múltiples y eso hace que encontremos mucha gente usándolos en distintas cosas. Por ejemplo, el bicarbonato para lavarse los dientes o el vinagre para enjuagarse el pelo, aunque suene increíble.

¿Por qué son agentes de limpieza tan efectivos?

El bicarbonato de sodio y el vinagre se encuentran en extremos opuestos de la escala de pH. El pH es una medida de cuánto de ácida o básica es una sustancia, en una escala de 1 (muy ácida) a 14 (muy básica), con un valor neutro de 7. El agua pura, por ejemplo, tiene un pH de 7. El bicarbonato de sodio tiene un pH de 9, mientras que el vinagre tiene un pH de 2. El bicarbonato disuelve aquellos compuestos orgánicos como la suciedad, la grasa u otras cosas “pegajosas”. La estructura mineral de cada partícula de bicarbonato de sodio proporciona un abrasivo suave para limpiar sin dejar rasguños. El vinagre por su lado descompone los minerales que se forman a partir del agua de la canilla, que identificamos como sarro, que forman manchas antiestéticas en bachas, bañeras, vidrios y mesadas. Se trata de ácido acético diluido. Lo mejor de todo es que además no mancha, no corroe las superficies, es muy efectivo y más económico que otros limpiadores.

Distintas superficies y proporciones para la limpieza:

Para quitar sarro en general: Vinagre puro en rociador. Dejar actuar y enjuagar con agua bien caliente y secar con trapo.

Para la cocina, horno, cacerolas, azulejos y bañeras: Colocar bicarbonato de sodio en seco sobre la superficie y repasar con esponja húmeda. Rociar con vinagre y dejar actuar 5 o 10 min. Repasar con cepillo de dientes para limpiar bien. Enjuagar con agua. Secar y volver a pasar vinagre con un trapo seco para sacar lustre. 

Para limpiar el microondas: Colocar un recipiente con agua y una cucharada de vinagre 5 minutos en potencia máxima. Se harán gotitas del vapor que luego ayudarán a repasar todo el interior con papel de cocina para que quede impecable.

Para limpieza de filtros del aire: Desenchufar el equipo, limpiar el filtro sumergiéndolo en partes iguales de vinagre y agua. Dejar actuar una hora.l filtro en agua y vinagre por una hora, dejá secar completamente y volvé a colocar.

Para destapar cañerías: Mezclar 1 parte de bicarbonato de sodio con 2 partes de vinagre. Dejarlo actuar. Dejar correr agua caliente y hacer sopapa si es necesario para aflojar más.Esta mezcla libera una efervescencia de dióxido de carbono que limpia y desatasca los desagües. 

Para limpiar el lavarropas: Poner 2 tazas de vinagre en donde va el jabón y hacer un lavado sin ropa en temperatura. Desenchufar el lavarropas y repasar todo el interior y exterior con paño húmedo embebido partes iguales de agua caliente y vinagre.

Para reemplazar el suavizante: Colocar media taza de vinagre blanco donde va el suavizante. Realza colores, saca olores y las toallas te quedan bien suaves. 

Podés probar también en rieles de la ventana, pantallas de TV o computadoras, limpiando con un paño humedecido en una solución de partes iguales de agua y vinagre de alcohol. Además agregando unas gotas de vinagre al agua de los floreros ayuda a preservar las flores. No usar en Mármol.

Texto Country Magazine

artículos relacionados

Un buen anfitrión
Deco & Jardín

Un buen anfitrión

A la hora de recibir en casa es importante tener en cuenta ciertas normas de protocolo. Te damos toda la data.

Plantas y flores: piezas claves para decorar un ambiente
Deco & Jardín

Plantas y flores: piezas claves para decorar un ambiente

Además de que nos encantan y de que le aportan una determinada estética a los espacios, las plantas tienen beneficios que no todos conocen. Te los contamos.

Integración de plantas nativas
Deco & Jardín

Integración de plantas nativas

Hace siete años, aterricé en el Valle de Utracán, en un océano de flechillas, poas, pajas, olivillos y caldenes, con el proyecto de explotar ganaderamente un campo pampeano en la localidad de Quehué. Allí nació el sueño de un jardín de grandes canteros, en principio con arbustos y plantas, que me eran familiares en el jardín de Buenos Aires. 

Manteles impermeables: deco funcional a tu vida cotidiana
Deco & Jardín

Manteles impermeables: deco funcional a tu vida cotidiana

En esta nueva edición queremos acercarte nuestros manteles vinílicos, caracterizados por nuestros clientes como “bellos” y “súper prácticos”. Es por esto que siempre comentamos que nos parece el producto perfecto que combina la estética y practicidad al momento de vestir una mesa.