Castraciones en nuestras mascotas by Isondu

“¿Tengo que castrar a mi perro/gato?” Esta es una de las preguntas que escuchamos a diario en las consultas veterinarias. Antes que nada, es importante aclarar que cada mascota es diferente y, por este motivo, la recomendación será específica para cada una. Sin embargo, procuraremos sintetizar a rasgos generales lo más importante.

Castraciones en nuestras mascotas by Isondu

En primera instancia, consideramos que la castración es esencial a nivel nacional. Esto se debe a la sobrepoblación de perros y gatos existente en nuestro país. Actualmente, nacen más perros y gatos que hogares disponibles, lo que termina llevando a que muchos pasen toda su vida en la calle, en la provincia de Buenos Aires se estima que más de 6 millones de perros y gatos viven en la calle. Cabe destacar que una perra y toda su descendencia (tanto sus hijos, como nietos y bisnietos) sin castrar, en 7 años, puede procrear hasta 5.430 cachorros. Asimismo, una gata y sus descendientes pueden producir hasta 509.100 crías durante el mismo período. Claro está que todos estos perros y gatos no son adoptados fácilmente, con lo cual, su triste destino es la vida en la calle. Por estos motivos, hacemos especial énfasis en la importancia de la castración en mascotas como acción de tenencia responsable.

La castración tiene muchas ventajas, entre ellas, evitar el riesgo de embarazos no deseados y ayudar a reducir la población de gatos y perros callejeros. Tomando en consideración lo anterior, vale aclarar que las recomendaciones no serán las mismas en perros y gatos, como tampoco en hembras y machos. En el caso de las hembras caninas, con la castración se evitan las infecciones de útero y los problemas hormonales, como los ovarios poliquísticos, la pseudopreñez y otras conductas típicas del mismo celo. Si se realiza previo al primer celo, también se evita la formación de tumores mamarios hormono-dependientes. Sin embargo, en hembras con carácter dominante está contraindicado ya que suele aumentar la dominancia. En el caso de perros machos, la castración ayuda a controlar su comportamiento, si bien cuando empieza a tener signos de dominación, siempre tiene que ir acompañado de una buena educación. Es común que, durante el desarrollo sexual, empiecen a mostrar signos de dominación con determinados perros – quizás no con todos – con lo cual la educación es esencial para frenarlo. En definitiva, la solución a los problemas de conducta pasa por dos vías: la médica y la educativa. Sin embargo, la castración en machos suele disminuir las peleas con otros perros, las fugas de casa e incluso tendencias como marcar con orina o montar.

Con respecto a los gatos, tanto en hembras como en machos, la castración evita la propagación de enfermedades virales (VIF y VILEF, enfermedades típicas en felinos en condiciones de hacinamiento). En este caso, lo más importante es que la castración disminuye las peleas – sobre todo en los machos – de manera tal que reduce el riesgo de contraer lesiones por riñas y enfermedades de transmisión sexual.

En relación a las hembras felinas, se reduce el riesgo de enfermedades inducidas por las hormonas, entre ellas, cáncer de mama, piometra e hiperplasia mamaria. Con respecto al comportamiento, la castración no lo modificará en sí, pero tiende a mermar el interés sexual. En el caso de machos felinos, lo más importante, como dijimos anteriormente, radica en la disminución de las peleas debidas a comportamientos territoriales. A su vez, desciende la probabilidad de que orine donde no debe, como también la orina con olor muy fuerte y la tendencia a pasar mucho tiempo lejos de casa.


Para finalizar, nos parece acertado recordar que circulan muchos mitos con respecto a la castración:

  • La castración no modifica el carácter de tu mascota.
  • La castración se recomienda tanto para mascotas de interior como de exterior.
  • La castración no resuelve problemas de conducta, para ello, la educación es fundamental.
  • La castración no es dolorosa para las mascotas.

Las mascotas no deben necesariamente procrear antes de ser castradas.

Si bien es cierto que al vivir en countries y barrios cerrados, el contacto con mascotas enfermas es menor, eso no significa que no existan. La castración disminuye los riesgos de contagiarse de afecciones, no solamente de animales enfermos, sino también de aquellos que sean portadores. Con respecto a la edad recomendada, va a depender de cada mascota. Sin embargo, suele rondar entre los 6 a 8 meses, tanto para perros como para gatos.


¡Ante cualquier consulta, no dudes en contactarnos!


Si les gustó la nota, pueden buscar en las redes el #DatoIsondu para más información.


Texto: Isondú - Veterinaria & Pet shop - 25 años con vos

www.veterinariaisondu.com.ar

Seguinos en nuestras redes sociales asi no te perdes de nada #WeLovePets

IG: @veterinaria.isondu


Castraciones en nuestras mascotas by Isondu

artículos relacionados

El cuidado de los pacientes gerontes
Mascotas

El cuidado de los pacientes gerontes

En esta ocasión, pondremos especial énfasis en la etapa senior de nuestras mascotas, ya que muchas veces pensamos que los dolores se deben solamente a su adultez.

Mes del animal
Mascotas

Mes del animal

¡Este mes, los protagonistas son ellos!

¿Te vas de vacaciones con tus mascotas?
Mascotas

¿Te vas de vacaciones con tus mascotas?

Cada vez es más común trasladarse con nuestros amigos de cuatro patas, por eso es muy importante asegurarnos de su seguridad a la hora de viajar.

Cuidar nuestras mascotas en verano y fiestas
Mascotas

Cuidar nuestras mascotas en verano y fiestas

Tanto los perros como los gatos tienen una sensibilidad auditiva muy elevada, lo que genera que los fuertes ruidos de la pirotecnia de Navidad y Año Nuevo puedan provocarles pánico y un alto nivel de estrés, haciendo que manifiesten conductas no habituales, como miedo (se esconden debajo de los muebles), huidas, agresividad o aullidos, entre otras.