La libertad en dos ruedas

Alejandra González nos cuenta cómo la bicicleta ha sido su compañera de aventuras por el mundo. Desde pequeñas escapadas hasta largos recorridos, Alejandra nos comparte sus experiencias y planes futuros, mostrando que nunca es tarde para descubrir la libertad sobre dos ruedas.



Screenshot_20240521-120359.png

La libertad en dos ruedas


“A los cuatro, los Reyes Magos me trajeron mi primera bici. Dice mi hermano mayor que no solo aprendí antes que él, sino que salía a dar vueltas a la manzana sola, como una loca a toda velocidad. Creo que mi destino estaba sellado.” Así podría empezar Aventuras de una ciclista, el diario de viaje de Alejandra González, si se decidiera a escribirlo.




La libertad en dos ruedas


La bicicleta fue, y es, para ella símbolo de libertad, refugio para calmar momentos de mal humor, y relax para terminar un día agobiante. “La bici siempre me acompañó y salir a dar unas vueltas me alegra y me despeja la cabeza. Hace bien al cuerpo, a las piernas y a la cabeza”, dice Alejandra, arquitecta, con tres hijos y tres nietos.

“Adoro andar en bicicleta y mientras mis hijos eran chicos y yo trabajaba mucho, lo hacía los fines de semana en Buenos Aires. Esas salidas empezaron a cambiar a partir de que ellos crecieron y se fueron a vivir a distintos países. Voy a visitarlos, me quedo un par de meses con cada uno y tengo mucho tiempo libre.”


Cuando eso pasó, Alejandra no había viajado demasiado y sus primeras estadías en Europa las aprovechó intensamente para conocer cada ciudad, hacer escapadas a capitales que aún no había visitado e ir recorriendo todo lo que podía y tachando de la lista los “imprescindibles” del turista novato. En las ciudades grandes lo más práctico era caminar y dejar para el subte o el bus los trayectos más largos.


“Como mis hijos trabajan y no podíamos estar todo el día pegados, después de haber rastrillado bien cada ciudad (Londres, Barcelona, Palma de Gran Canaria) empecé a pensar en conocer los alrededores en bicicleta. Empecé con escapadas de un día, unos 30 km.




La libertad en dos ruedas
La libertad en dos ruedas


El primer viaje largo con ese propósito lo hice con una amiga en 2011. Compramos dos bicis plegables, las subimos al tren y partimos rumbo a Bélgica. Nuestra idea no era hacer deporte sino conocer más en detalle cada lugar.”


Así, yendo por las mejores ciclovías, visitaron pueblos encantadores y diminutos, y disfrutaron tanto que enseguida planeó su próximo destino: Holanda, el paraíso de los ciclistas. Lo hizo con su hijo menor y fue una experiencia inolvidable.


“Todo fue perfecto, llevábamos pocas cosas en las dos alforjas de la bici: la tablet, artículos de baño, algún remedio por las dudas y ropa que lavaríamos cada noche. En un momento mi alforja con la ropa se voló y como no pude recuperarla, compré apenas lo necesario. Me sirvió para darme cuenta de lo poco que nos hace falta para vivir y pasarlo bien.”




La libertad en dos ruedas


Durante el trayecto charlaron, se rieron muchísimo, comieron quesos hasta hartarse, y se fotografiaron con molinos de viento y campos de tulipanes.


La libertad de desplazarse así resultó asombrosa y, tiempo después, repitió con su hija una experiencia parecida, esta vez solo de un fin de semana, por los pueblos escoceses aledaños a Edimburgo.


“En general, y sobre todo para los viajes largos, me gusta ir acompañada. Elijo sendas para bicicleta, nada de subir o bajar montañas o hacer experiencias extremas, lo mío es el disfrute. Y 30 km al día son suficientes porque mis viajes me llevan aproximadamente un mes, ¡con lo que termino recorriendo unos 900 km!”




La libertad en dos ruedas


Pensar en sus trayectos por Italia, Escandinavia o Francia, recordarlos con sus amigas y compañeras de viaje es un revivir momentos felices y situaciones inolvidables. Cada vez se van perfeccionando en el arte del buen desplazamiento en bici: viajan solo en verano, con equipajes mínimos y varias aplicaciones para ciclistas que les van indicando dónde parar, dónde dormir o comer y dónde arreglar la bici si se rompe. “Nuestras habilidades mecánicas no dan más que para decir ‘Socorro’ y tomarnos un taxi.”


Con dos amigas más recorrieron desde Nantes hasta San Sebastián por las Eurovélo, perfectas bicisendas de Europa, seguras y bien señalizadas que las llevaron por paisajes sorprendentes, rodeados de naturaleza y lejos de las aglomeraciones de los lugares turísticos de siempre.


De todos los viajes, largos o cortos, Alejandra guarda anécdotas divertidas, buenos recuerdos y, muy de vez en cuando, algún golpe o un raspón. La escala pequeña de los pueblos, la calidez de la gente y de los demás ciclistas envuelve cada experiencia en papel de regalo.




La libertad en dos ruedas


En 2020, después de la pandemia, reinició sus viajes. Partió con otra amiga, esta vez a hacer el Camino de Santiago. Entre todas las posibilidades, eligieron la ruta portuguesa, menos escarpada, más apta para paseos en bici, muy recomendable aunque ventosa, y con unos paisajes de costa a cuál más lindo. En ese viaje decidieron alojarse en los albergues para peregrinos, lo que sumó a su experiencia, el convivir con gente de todo el mundo, intercambiando información valiosa y demorándose en charlas distendidas en esos albergues simplísimos y llenos de vida.


Como no podía ser de otra manera, Alejandra tiene planes para este año y está por llevarlos a cabo. Está en Londres y “Julio 2024 toca la Selva Negra con una amiga: 30 días, 30 reservas de hotel y un recorrido desde la desembocadura del Danubio hasta Viena por lugares y pueblos maravillosos de nombres imposibles de recordar”, dice entusiasmada.




La libertad en dos ruedas


¡Super buen viaje, chicas, y hasta la vuelta!


Texto: Country Magazine

artículos relacionados

Crucero con amigos: Por los rios de Europa

Viajeros & Corresponsales

Crucero con amigos: Por los rios de Europa

Un grupo de amigos piensan en preparar un viaje juntos. Así surge la idea de Silvina de investigar opciones de cruceros por Europa y compartirlos con el resto del grupo. Lee sus relatos en este chat y enterate de las propuestas que les ofrece la Agencia de Viajes Mundo MBA para distintos destinos y servicios.

Estancia Mahuida-Co: Cuidar lo autóctono y enseñar a hacerlo

Viajeros & Corresponsales

Estancia Mahuida-Co: Cuidar lo autóctono y enseñar a hacerlo

En la estancia Mahuida-Co, a pocos kilómetros de Bahía Blanca, Teresa Ramos Mejía y Gerardo Wendorff han creado un santuario natural. Con sus hijos, han transformado su hogar en un refugio para la fauna y flora autóctona, ofreciendo a los visitantes una experiencia única de conexión con la naturaleza.



IMG_6282.JPG

Vietnam, Camboya y un aniversario inolvidable

Viajeros & Corresponsales

Vietnam, Camboya y un aniversario inolvidable

Un relato vivido sobre un destino único.

Descubriendo India de la mano de expertos

Viajeros & Corresponsales

Descubriendo India de la mano de expertos

India, con sus contrastes, historia y belleza, cautiva a los viajeros más exigentes. En esta edición, exploramos este destino icónico de la mano de Mundo MBA, una agencia de viajes con más de veinte años de experiencia asesorando a los viajeros de forma personalizada. Ellos nos develan los secretos de este destino y nos proponen recorrer India con estilo y sofisticación.